jueves, 8 de enero de 2015

E.T. El extraterrestre

Hay una cerveza fría sujetada
por un corazón gastado 
un bar donde remojan la jornada completa
los peones del sueño americano
el alcohol arde el refugio del desencanto
hay una sola sonrisa infinita en este antro
un hombre cuya luz es doloroso desafío
parece atesorar algo
que el resto ha perdido
en algún lugar hace más de cuarenta años
hay una puerta que se abre
un cielo gélido que devuelve el guiño
una luna una vez cruzada en bicicleta
cada noche como esta
en que la realidad acecha
de manera triunfante
Elliot mira las estrellas

No hay comentarios:

Publicar un comentario