viernes, 24 de julio de 2015

Grupo Salvaje

Devoran las botas el polvo al regresar.
Jamás pesaron tanto como ahora
que cada paso es un anticipo de tumba.
En algún sitio niños desarrapados
juegan a torturar a un escorpión acorralado
por hormigas ignorantes de su destino de fuego.
La golondrina cantaron los campesinos mexicanos.
Se ríen ante la posibilidad de convertirse en héroes
                 —a estas alturas—
Ni tan siquiera están seguros de que para ellos
quede alguna migaja de eso llamado redención.
Las almas que enviaron con su creador
se reúnen a verlos frotándose las manos.
¿Por qué no? se dijeron hace un rato.
Apología de la lírica de la suciedad,
poética y romanticismo del fango.
El sol vierte con ironía justiciera sus rayos.
El aire seco sabe a pólvora de antemano.
Cuatro ángeles sanguinarios de mugrientas alas.
Al fin y al cabo ya no hay lugar al que huir,
este mundo nuevo ya hace que les ha derrotado
y el tequila se niega a ahogar la conciencia.
Al fin y al cabo el chico era el mejor de todos ellos.
Caminan en silencio cada uno con su propio infierno
solo los buitres aplaudirán su gran gesto,
el crepúsculo de este acto invisible a destiempo.
Sin embargo caminan orgullosos y dispuestos
a albergar en su cuerpo al menos cinco balas
por cada diez que disparen ellos.

viernes, 10 de julio de 2015

Drácula, de Bram Stocker

Regresa amado príncipe
antes que los océanos de tiempo
queden yermos y secos eternamente.
Pues la eternidad no es tiempo sino condena
y ahora soy yo la condenada a tu ausencia.
A vivir los días baldíos de los hombres.
Yo que di los míos por beber tu herida.
Yo que adoraba ser tu alimento.
Yo que lamí gustosa tu monstruosidad.
La lanza en tu costado de cristo deformado.
Que te amé rata murciélago lobo asesino.
Regresa amado príncipe
antes que perezca de sed lasciva.
Desprotégeme de esta muerte en vida
desentiérrame de esta vida sin tu muerte.
Dame de beber del rojo cáliz de tu boca,
clava tu estaca en lo más profundo de mi ser
hasta hacerme resucitar mil veces.

miércoles, 8 de julio de 2015

Blade Runner

No importa
la cacareada elevación del alma humana
reducida a la más mínima expresión
vapuleada por un simple unicornio de origami
mi condición de cazador en tóxicas calles
a través de las ruinas de rígida oscuridad
 de nuestra civilización
tan solo violentadas por la sordidez del neón
bajo el cadáver putrefacto de un cielo demolido
apenas visible entre mastodónticos templos
erigidos por inéditas religiones para dioses
tan cobardes como aquel del que heredamos
el trabajo sucio de cada día a imagen y semejanza
no importa
si yo también soy lo que persigo y debo destruir
si me convierto en presa fugitiva de mí mismo
si la memoria es tan fiable como aquella serpiente
fingiendo ser collar derramándose en el escote
de quien aceptó la manera más hermosa de morir
como amargo premio por el pecado de su vida
si la fragilidad de navaja de nuestros recuerdos 
dibuja una cicatriz improbablemente dorada
que asoma fugaz y caprichosa en tu mirada
no importa
la criatura superando a su creador
con la ofrenda de su cráneo destrozado
el paraíso perdido encontrado en azoteas
la compasión del monstruo ante su espejo
los versos de lágrima del poeta metálico
devorados por la indolencia brutal de la lluvia
la grandeza efímera y mortal del perfecto instante
las ajadas fotos de piel polilla sobre el piano
nada de esto importa
si te sueltas el pelo y revelas lo único sagrado
si seas lo que seas lo seré contigo
si seremos juntos durante un segundo eterno
lo que demonios sea que seamos.