martes, 18 de agosto de 2015

Apocalipse Now


El apocalipsis es aquí y ahora
— y el horror, el horror—
tiene múltiples formas cotidianas;
las aspas de un ventilador
en una sucia habitación de Saigón.
Las medallas en la solapa del general,
la danza letal de las valkirias,
una serpiente líquida plateada e infinita
adentrándose sibilina entre la jungla.
Un disparo directo al corazón de las tinieblas.
Un machete cercenando la calva cabeza
del dios loco padre.
Niezstche y Freud ebrios de absenta
escribiendo folletos para agencias de viajes.
Vinimos a traerles un pedacito de infierno.
Líderes apuestos del mundo libre y correcto.
Y nos fue devuelto multiplicado.
El modo de vida americano reflejado
en la dignidad demoledora
 de unos ojos rasgados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario